Will Smith se negó a abandonar los Oscar tras la bofetada. La Academia promete sanciones

El miércoles, tres días después del impactante altercado en la 94ª ceremonia de los Premios de la Academia en el que Will Smith abofeteó a Chris Rock por una broma sobre su esposa, la academia cinematográfica anunció que daba inicio a un procedimiento disciplinario contra Smith y dijo que se le había pedido a la estrella -que más tarde ganó el premio al actor principal- que abandonara los Oscar tras el incidente, pero que se había negado.

“La Junta de Gobernadores ha iniciado hoy un procedimiento disciplinario contra el Sr. Smith por violaciones de las Normas de Conducta de la Academia, incluyendo el contacto físico inapropiado, el comportamiento abusivo o amenazante y la puesta en peligro de la integridad de la Academia”, dijo la organización en un comunicado emitido tras una reunión virtual de su junta de gobernadores a primera hora del día.

La Academia dijo que la acción disciplinaria – “que puede incluir la suspensión, la expulsión u otras sanciones permitidas por los Estatutos y las Normas de Conducta”- sería votada por los 54 miembros de la junta del grupo, que incluye a personalidades como Steven Spielberg, Ava DuVernay y Laura Dern, en una reunión el 18 de abril.

Ante las críticas por su manejo del incidente, que trastocó los Oscar y dejó atónitos a millones de espectadores, la organización reveló el detalle de que Smith rechazó la petición de que abandonara el recinto.

Menos de una hora después de golpear a Rock, Smith ganó el premio de actor principal por su trabajo en la película “King Richard”, ganando una ovación y vítores de muchos de sus compañeros en el Teatro Dolby de Hollywood.

“Las cosas se desarrollaron de una manera que no podíamos prever”, dijo el grupo en su comunicado. “Aunque nos gustaría aclarar que se pidió al señor Smith que abandonara la ceremonia y se negó, también reconocemos que podríamos haber manejado la situación de otra manera”.

Los representantes de Smith -que emitió una disculpa por el incidente el lunes- no respondieron inmediatamente a una solicitud de comentarios sobre la declaración de la academia. La academia por su lado no respondió a una solicitud de más detalles sobre lo que ocurrió entre la organización, Smith y su publicista esa noche.

Desde el estallido de violencia en la ceremonia del domingo, la academia se ha visto sometida a una presión cada vez mayor, incluso por parte de sus propios miembros, para que castigue a Smith, lo que ha creado una crisis sin precedentes para la organización, ya plagada de problemas. El lunes, la organización condenó el comportamiento de Smith y dijo que estaba llevando a cabo una revisión formal.

En su comunicado del miércoles, la organización fue más allá al condenar la conducta del actor, y también pidió disculpas a Rock, que no había hablado públicamente del incidente hasta que subió al escenario para dar un espectáculo de comedia en Boston el miércoles por la noche, donde al parecer recibió una prolongada ovación.

En una grabación de audio publicada en Internet por la publicación especializada Variety, se oye a Rock decir: “¿Qué tal el fin de semana? Pero no estaba de humor para decir más, señalando que su material ya estaba escrito. “Todavía estoy procesando lo que pasó… en algún momento, hablaré de eso. Y será serio y divertido”.

“Las acciones del señor Smith en la 94ª edición de los Oscar fueron un evento profundamente impactante y traumático para presenciar en persona y en televisión”, dijo la academia. “Señor Rock, le pedimos disculpas por lo que vivió en nuestro escenario y le agradecemos su capacidad de recuperación en ese momento. También pedimos disculpas a nuestros nominados, invitados y espectadores por lo que ocurrió durante lo que debería haber sido un evento de celebración”.

Dos de las copresentadoras del programa, las comediantes Amy Schumer y Wanda Sykes, también ofrecieron sus reacciones al incidente el miércoles. En el programa diurno de Ellen DeGeneres, Sykes dijo que “se sintió muy mal por mi amigo Chris. Me sentí físicamente mal, y todavía estoy un poco traumatizada por ello”.

Sykes también criticó la decisión de permitir a Smith permanecer en el teatro y aceptar su Oscar. “No fue correcto que le dejaran quedarse en esa sala y disfrutar del resto del espectáculo y aceptar su premio. Pensé ‘¿qué asco es esto? Es un mensaje equivocado’”, dijo. “Si agredes a alguien, te escoltan fuera del edificio y ya está. Que le dejaran seguir, me pareció asqueroso. Además, quería poder salir corriendo después de que ganara y decir: ‘Por desgracia, Will no ha podido estar aquí esta noche…’”

En un post de Instagram el miércoles, Schumer escribió: “Todavía me siento traumatizada. Amo a mi amigo @chrisrock y creo que lo manejó como un profesional. Se quedó ahí arriba y le dio un Oscar a su amigo @questlove [Ahmir “Questlove” Thompson, por el largometraje documental “Summer of Soul”] aunque todo el asunto fue perturbador”.

No está claro qué medidas disciplinarias podría tomar finalmente la organización contra una de las estrellas más grandes y generalmente más queridas de la industria. El lunes, Whoopi Goldberg, gobernadora de la academia, dijo categóricamente en el programa de entrevistas diurnas “The View”: “No vamos a quitarle el Oscar”.

Pero la decisión correspondería a la junta directiva. Desde que adoptó un código de conducta en 2017, la academia solo ha expulsado a tres miembros: el productor Harvey Weinstein, el director Roman Polanski y el cómico-autor Bill Cosby.

Algunos han especulado que la membresía de Smith podría ser suspendida por un cierto período o que el actor -que tiene una película que se estrenará a finales de este año de Apple llamada “Emancipación”- podría ser impedido de presentarse en los premios. (Es costumbre que el ganador del año anterior como actor principal presente el trofeo de actriz principal, como hizo Anthony Hopkins con Jessica Chastain este año).

Pero, sea cual sea la decisión, los conocedores del tema dicen que la resolución definitiva puede tardar tres semanas. La organización planea seguir cuidadosamente los procedimientos establecidos en sus estatutos y normas de conducta. (En 2019, Polanski presentó una demanda contra la academia, alegando que no había seguido sus propios protocolos al expulsarlo, pero finalmente perdió la demanda).

Al aceptar su premio el domingo en un discurso de casi seis minutos, Smith se disculpó con la academia y con sus compañeros nominados, pero no con Rock. El actor concluyó con su esperanza de que la academia “me invite de nuevo”.

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí

Leave a Reply