La locura intencional llega a casa de la mano de ‘Jackass Forever’

No puedo decir que soy un fan de la saga de “Jackass”. Pese a que me gustan muchos los géneros cinematográficos extremos, incluyendo el del terror, ver a personas sufriendo en la vida real y en medio de situaciones increíblemente estresantes no me produce necesariamente placer.

Pero, claro está, quienes participan en la saga cinematográfica de origen televisivo que cumplió ya dos décadas lo hacen de manera voluntaria, sabiendo a lo que se exponen y motivados sin duda por obtener unas emociones que no podrían encontrar de otro modo, así como por un extraño sentido de la trascendencia.

Al ver lo que hacen, sería razonable pensar que son simplemente unos tipos muy tontos; y aunque no hay que destacar esa posibilidad, el modo en que lo hacen, siempre joviales y conscientes de que se trata de una ‘performance’ para las cámaras, no deja de ser fascinante, por más retorcido que resulte.

La más reciente entrega, que se encuentra ya disponible en Blu-ray y DVD y se puede ver igualmente en Paramount+, muestra también la irrefrenable tendencia exhibicionista de los participantes, manifestada en la revelación frecuente de partes privadas masculinas durante los actos de riesgo que se efectúan.

De hecho, la hilarante escena de apertura, que se presenta a manera de dramatización (pese a que la saga entera, con la excepción de “Bad Grandpa”, ha sido siempre documental) y que cuenta con un nivel de producción insólito para la misma franquicia, termina por revelar que el supuesto monstruo gigantesco que vemos mientras destruye una ciudad está ‘construido’ sobre la base de los genitales de Chris Pontius, uno de los veteranos de esta escuela de dementes.

Por ese lado, “Jackass Forever” es claramente una propuesta para adultos, aunque la inmadurez completa del asunto entero haga que las alusiones sexuales que indudablemente se generan (contar más significaría rendirse a los ‘spoilers’) no sean realmente agresivas, lo que no quiere decir que no haya espectadores que se sentirán profundamente ofendidos con lo que se muestra.

Pese a que esta es la primera cinta de la serie en la que se presenta a integrantes nuevos del equipo (y, significativamente, a una mujer, Rachel Wolfson, quien acepta ser mordida en los labios por un escorpión), quienes más llaman la atención son los miembros originales de la tropa, incluyendo, por supuesto, a Johnny Knoxville, quien aparece más riéndose y ‘perpetrando’ los actos de riesgo ajenos que participando en ellos, pero que es el protagonista de uno de los momentos más arriesgados de todo lo que se exhibe, hasta el punto de que terminó en el hospital con varias lesiones de consideración.

Además de incluir la película, el paquete de Blu-ray y DVD viene con una copia digital de la misma y una larga de lista de escenas adicionales (16). No hay reportajes sobre la filmación ni mucho menos comentarios de audio.

Leave a Reply