Hace un año, recogían fruta con su papá. Hoy son el grupo más popular de la música latina

Hace un año, Yahritza Martínez, de 15 años, jugaba al fútbol en la escuela A.C. Davis de Yakima (Washington). Y cuando no estaba en la escuela, ella y sus cuatro hermanos se levantaban temprano para ayudar a su padre a recoger fruta en el valle de Yakima.

Hoy, Yahritza, cantante, compositora y guitarrista de su trío de hermanos Yahritza y Su Esencia, está en el SoHo House, en el centro de Los Ángeles, para promocionar el lanzamiento de su EP de debut, “Obsesionado”, que se convirtió inmediatamente en el álbum latino número 1 en Apple Music.

A mediados de febrero, un fragmento de la balada “Soy el único” de Yahritza y Su Esencia, escrita por una Yahritza de apenas 13 años, se hizo viral en TikTok. Después de que su sello discográfico, Lumbre Music, publicara la canción, voló hasta el número 1 de la lista Hot Latin Songs de Billboard y se coló en la lista Billboard Hot 100, alcanzando el número 20, lo que convirtió a Yahritza en la intérprete latina más joven en entrar en la lista de todos los géneros.

“Sí, es una locura, porque fue nuestra primera canción”, dice Armando Martínez, de 24 años, que toca la guitarra de 12 cuerdas.

Mando, como se le conoce, empezó a tocar la guitarra de 12 cuerdas hace seis meses. Su hermano menor, Jairo Martínez, de 17 años, toca el bajo acústico conocido como bajoloche, que aprendió el verano pasado tras frustrarse al intentar aprender a tocar la guitarra. Yahritza cogió la guitarra por primera vez hace un año.

“Nuestros padres nos han apoyado mucho”, dice Yahritza. “Cuando era más joven escuchaba a mi padre cantar y quería ser como él”.

“Pero también lo saqué de él”, dice señalando a Mando. “Él es el que nos inspiró [a mí y a Jairo]”.

Three siblings in hoodies and T-shirts

Yahritza y Su Esencia “podría ser la próxima gran cosa… Aunque no hables español, te enamoras de la música”, dice Ramón Ruiz, director general de Lumbre Music.

(Adali Schell / For The Times)

Mando nació en Jiquilpan, Michoacán -el mismo lugar donde nacieron sus padres-, mientras que Jairo y Yahritza nacieron y se criaron en Yakima.

El trío creció rodeado de música mexicana, viendo a su padre tocar en una banda familiar con sus dos tíos. Mando se unió al grupo cuando sólo tenía 10 años, tocando los teclados.

Yakima es conocida por su agricultura y sus viñedos, y los hermanos no son ajenos a las largas horas de trabajo que se necesitan para mantener esa reputación. Su padre empezó a llevarlos al campo cuando se hicieron un poco mayores para enseñarles sus secretos sobre cómo recoger fruta y cómo ganar dinero en el campo.

“Cuando empiezas a hacerte mayor, vas al campo con tus padres”, dice Mando. “Desde que teníamos unos 10 u 11 años, íbamos a ayudar a mi padre a recoger manzanas, cerezas y peras”.

La banda familiar fue descubierta a través de TikTok después de que la versión de Jairo y Yahritza de “Está Dañada” del adolescente de Riverside Iván Cornejo, se hiciera viral en noviembre. A los pocos minutos de subirlo, su vídeo empezó a explotar en la plataforma: hoy tiene más de 80.000 likes, y Jairo y Yahritza suman alrededor de 1,7 millones de seguidores en TikTok.

Tras unas cuantas reuniones de Zoom, Ramón Ruiz, director general de Lumbre Music, ya sabía que estos chicos “podrían ser un gran éxito”. Él y el presidente de la discográfica, Alex Guerra, volaron a Yakima y contrataron con el trío.

“[La música mexicana] ha sido categorizada y puesta en una sección que no encaja con Yahritza”, dice Ruiz. “Aunque no hables español, te enamoras de la música”, dice Ruiz.

La banda señala a cantautores como Kevin Kaarl y Ed Maverick como dos de sus influencias. Pero está claro que Yahritza y Su Esencia tiene un estilo propio.

Mando y Jairo tocan acordes sencillos que complementan la voz de Yahritza. Mando señala que “no es el mejor” en la guitarra de 12 cuerdas. “Intento que su voz brille, así que no hago demasiado”, dice.

A person stands in a small elevator playing guitar.

Yahritza Martínez.

(Adali Schell / For The Times)

En la azotea de la céntrica Casa del SoHo, Yahritza luce una camiseta de Chalino Sánchez, una camiseta que admite haberle robado a Jairo. Para Yahritza, la primera canción que le viene a la mente cuando piensa en el Rey de los Corridos es “Nieves de enero”.

“Esa es la canción favorita de mi padre que yo canto”, dijo Yahritza.

Yahritza y sus hermanos se están aclimatando poco a poco a su nueva fama. (Su hermana, Adriana, dirige el grupo.) Yahritza y Jairo aún son estudiantes de secundaria. Mando es el que más habla, Jairo el que menos. Yahritza, que desprende seguridad en los vídeos del grupo, tiende a apartar la mirada tímidamente cuando responde a las preguntas. Golpean ligeramente sus zapatos y hablan de su visita a Surgeon Studio, un estudio de zapatillas personalizadas en Los Ángeles, donde jugaron un poco de fútbol con su fundador, Dominic Ciambrone.

Después de la entrevista, Yahritza, Jairo y Mando desabrochan sus maletas negras para mostrar sus instrumentos. En un abrir y cerrar de ojos, el trío rasguea un par de acordes y comienza a cantar “Soy El Único” para el Times, para su equipo y para cualquier otra persona en la azotea que esté dispuesta a escuchar.

“Soy El Único” se convirtió en un himno del desamor para muchos, aunque fue escrita por una niña de 13 años que se inspiró estudiando los TikToks de otros usuarios que pasaban por sus propios dramas. Recuerda que leyó una frase de un TikTok que estaba viendo, y fue entonces cuando todo encajó para ella.

“Fue: ‘Oh, no vas a encontrar a nadie mejor que yo’. De ahí saqué la idea”, cuenta Yahritza.

Una de las primeras personas en escuchar su canción fue Armando que, en ese momento, estaba sufriendo por la ruptura con una novia con la que llevaba muchos años. La potente voz de Yahritza y su letra le hicieron darse cuenta del potencial que tenía la canción con personas de todo el mundo.

“Quiero que la gente sepa que esa canción no se refiere a mi ex”, dice con una sonrisa. “Porque hay algunos rumores por ahí en TikTok”.

Al principio, Yahritza tenía “mucho miedo” de sacar “Soy El Único” porque pensaba que sus hermanos y su familia creerían que era ella la que tenía el corazón roto.

“Tenía 13 años en ese momento. Decíamos: ‘¿A quién vamos a tener que golpear?”, bromeó Mando.

Hoy, el vídeo de “Soy El Único” tiene más de 16 millones de visitas. El nuevo EP del trío, “Obsesionado”, consta de cinco canciones, tres de las cuales (“Soy El Único”, “Enamorado” y “Déjalo Ir”) fueron escritas por Yahritza, además de versiones de “Siendo Sincero” de Los Del Limit y “Esta Noche” de Nivel Codiciado y José Mejía.

En el estacionamiento de SoHo House, un empleado del servicio de estacionamiento le cuenta al trío lo obsesionada que está su hija con ellos, e incluso les pide que le graben un video de cumpleaños para enviárselo.

“Es como si les alegráramos el día sólo con estar allí”, añade Mando. “Es una locura”.

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí

Three people play music outside.

Yahritza, Jairo and Amando Martinez.

(Adali Schell / For The Times)

Leave a Reply