Este es el actor mexicano que protagoniza la escandalosa ‘Babylon’ al lado de Brad Pitt y Margot Robbie

En “Babylon”, la nueva película de Damien Chazelle, ganador del Oscar al Mejor Director por “La La Land”, las escenas de drogas, sexo y descontrol se combinan con momentos históricos relacionados a la transición entre el cine mudo y el sonoro. En medio de toda esta locura, se mueven los astros de Hollywood Brad Pitt y Margot Robbie, mientras interpretan a personajes que alcanzan por su lado la misma categoría.

Pero hay algo más por aquí. Algo inesperado. O mejor dicho, alguien. Y ese alguien es Diego Calva, un intérprete mexicano cuyo nombre probablemente ignoras, pero que dará mucho de qué hablar en los siguientes días debido al papel estelar que interpreta en la cinta que se estrenó este fin de semana, y que le ha dado ya una nominación a los Globos de Oro como Mejor Actor en una Película Musical o Comedia.

A diferencia de los latinos que logran insertarse en las grandes ligas de la industria estadounidense luego de haber estado muchos años en este país -o de haber nacido en él- y tras haber participado en un sinnúmero de proyectos menores, al ser convocado para este ambicioso proyecto, Calva vivía en Ciudad de México (su lugar de origen) y sigue radicado por allá. Sin embargo, hizo la entrevista con Los Angeles Times en Español que sirve como base para esta nota a través de una conexión por Zoom con una residencia ubicada en Los Ángeles, donde se desarrolla la historia contada en “Babylon”.

“Para Damien, era importante encontrar un rostro nuevo, pero también lo que pasara con el acento, porque estamos acostumbrados a encontrar papeles de latinos que deberían tenerlo y lo hacen en cambio de modo muy americanizado, porque viven acá”, fue lo primero que nos dijo el actor de 30 años. “No tengo nada contra ellos, evidentemente, pero el director quería a alguien que tuviera un verdadero acento mexicano”.

Al frente

Para ser claros, pese a que “Babylon” tiene en su reparto a Pitt y a Robbie, quienes interpretan roles destacados -él hace de Jack Conrad, un galán del cine mudo que se enfrenta de pronto a la llegada de las películas con sonido, y ella se pone en la piel de Nellie LaRoy, una aspirante a estrella con mucho entusiasmo-, el protagonista es el personaje de Calva, Manuel “Manny” Torres, un inmigrante mexicano que, al inicio de la cinta, trabaja como asistente secundario de un ejecutivo del cine, y que poco a poco va ascendiendo al interior de la misma industria.

“Esto es algo que me cambió la vida; en ese sentido, soy muy afortunado. Sé que esta clase de papeles no abundan para nosotros; no hay cuatro o cinco películas de esta magnitud al año con un latino protagonista”, reconoció el actor. “Va a hacer que cambie definitivamente mi carrera, pero creo que también es importante en términos de representación, de seguir logrando que los latinos de diferentes lugares obtengan papeles importantes y complejos en películas importantes”.

Para elegir a la persona que interpretaría al personaje, Chazelle empleó un método poco habitual en nuestros días: la búsqueda de un rostro adecuado a través de fotografías. Y una vez que se decidió por Calva, adoptó otra ruta inusual al invitar al actor a su casa en Los Ángeles con la finalidad de entrenarlo para el papel.

“Estuve allí durante 10 días, viviendo con él y con su esposa Olivia [Hamilton], que es productora de la película y actúa también en ella”, recordó nuestro entrevistado. “Ensayamos la película entera en su patio, con Damien grabando todo en video, y después de eso tuve mucho más tiempo para prepararme, porque terminamos tres o cuatro meses antes del rodaje, lo que me dio la oportunidad de perfeccionar mi inglés y desarrollar al personaje, debido a que esta historia transcurre a lo largo de 30 años”.

Calva al lado de Brad Pitt.

Calva al lado de Brad Pitt.

(Scott Garfield/Paramount Pictures)

Ante los famosos

Pese a las complicaciones suscitadas por la pandemia del Covid-19, Calva siente que el trabajo directo con Chazelle resultó esencial y permitió una construcción casi artesanal de la figura de Manny, por lo que los largos periodos de tiempo que se dieron fueron provechosos en lugar de volverse negativos.

“Se trataba de mi primer papel en inglés, y no es fácil ponerse al tú por tú con las estrellas de Hollywood y llegar calmado al set”, afirmó. “Cuando empezamos a filmar, yo me sabía ya los diálogos de todos los personajes y había jugado con las escenas. Era como si hubiéramos hecho un guion propio para Manuel, lo que nos ayudó a crear atajos y nos permitió saber exactamente lo que debíamos hacer en el rodaje. Íbamos a buscar la magia, pero estábamos ya muy cuadrados y muy organizados con lo que necesitábamos”.

Calva aparece constantemente en interacción con Pitt y con Robbie, porque, desde un momento temprano de la historia, su personaje se convierte no solo en el protegido de Jack, sino que queda perdidamente enamorado de Nellie, con quien tendrá luego un acercamiento mucho más íntimo. Participar en estas escenas tuvo que ser un reto considerable para el joven actor latino.

“Fue como ir a la universidad; tuve la oportunidad de verlos de cerca y aprender de ellos”, retomó él. “Con Margot tuve una química impresionante; le debo muchísimo, y estoy convencido de que tuve mis mejores momentos actorales con ella y por ella, debido a su enorme nivel de entrega. Cada día a su lado era un nuevo reto”.

“Y Brad ya es como un gran veterano. Con él, aprendí de la calma y la certidumbre que tiene, del modo en que hace que el set sea suyo”, agregó. “No fue solo una gran experiencia tenerlos a mi lado, sino también verlos trabajar y obtener enseñanzas de ellos”.

Pese a lo dicho, los nervios estaban a flor de piel todos los días. “Siempre había miedo y muchas expectativas, pero también alguien a quien recurrir, con quien poder aterrizar las ideas y ser incluso curioso”, señaló Calva, aludiendo con ello a Chazelle. “Algo que me ayudó mucho es que él me permitió jugar con mis escenas y decir muchos diálogos en español”.

“Fomentó un ambiente de búsqueda que es muy importante para nosotros los actores, porque de otro modo somos como robotcitos”, detalló. “Es increíble cuando te dejan salirte un poco del guion e improvisar. Saber que el director confía en ti te brinda seguridad y hace que te sientas tranquilo”.

Las referencias

Como lo ha dicho Chazelle, Manny está inspirado en varios sujetos de la vida real, incluyendo a René Cardona, un cubano que logró convertirse en ejecutivo dentro de un estudio hollywoodense siendo muy joven, y en Enrique Vallejo, un inmigrante mexicano que pasó de ser camarógrafo de Charles Chaplin a convertirse en supervisor de dirección y de producción.

“Hay otros personajes de ‘Babylon’ que se basan en personas de la vida real, aunque nunca completamente”, especificó Calva. “En el caso de Manuel, recurrí a Ramón Novarro y a René Cardona, pero el problema es que el primero era actor y el segundo perteneció a otra época, por lo que me dediqué en realidad a investigar cómo fueron las colonias de mexicanos en Los Ángeles durante los años ’20, con el fin de imaginar la vida de mi personaje como un inmigrante adolescente de escasos recursos”.

“Encontré a la comunidad de Chávez Ravine, ubicada en lo que es ahora el estadio de los Dodgers”, relató. “Hay mucha información disponible sobre la gente que vivía ahí, muchas entrevistas, muchas fotos, y eso fue de gran ayuda para darle rostro y lógica a todo lo que le había pasado a Manuel antes de que lo vemos aparecer en la pantalla”.

El actor mexicano en otro momento del filme.

El actor mexicano en otro momento del filme.

(Scott Garfield/Paramount Pictures)

Más allá de la controversia

Las opiniones de los críticos (esta es la nuestra) han estado sumamente divididas en lo que se refiere a “Babylon”, una cinta de más de tres horas en la que abundan las escenas de drogas, de sexo y de desenfreno. “Me gusta que las opiniones estén divididas; cuando haces cualquier pieza de arte -algo que Damien hace desde el corazón-, es imposible que [esta] le guste a todos, porque no la haces para eso”, aseguró el actor.

“‘Babylon’ sí es loca, sí es irreverente; definitivamente, es extrema, brutal y cruda”, admitió. “Pero también es una película llena de sentimientos y de emociones humanas. Si las opiniones están divididas, significa que hicimos algo bien. ¿Te imaginas que a todo el mundo le gustara, o que no le gustara a nadie? ¡Eso sería raro!”

Hay que dejar en claro que Calva no es un novato en estas lides. Luego de estudiar Dirección Cinematográfica en el Centro de Capacitación Cinematográfica del DF, descubrió el gusto por la actuación y se puso al frente de “Te prometo anarquía”, un largometraje que no hemos visto pero que, en el 2015, le dio el premio al mejor actor en el Festival de Cine de La Habana. Además, interpretó al narcotraficante Arturo Beltrán Leyva en la tercera temporada de la popular serie de Netflix “Narcos: México”.

Pero nada de lo señalado lo preparó para la situación que atraviesa en estos momentos, y que, como lo señalamos ya, lo ha llevado a ser nominado a un Globo de Oro como parte de una ceremonia en la que el único otro latino en competencia como intérprete es su compatriota y compañero de “Narcos: México” Diego Luna, quien ocupa un lugar en la terna de Mejor Actuación en una Serie de Televisión Dramática por su papel estelar en “Andor”.

Los premios de la Asociación de Prensa Extranjera de Hollywood volverán a ser televisados, e intentarán retomar su antigua posición de prestigio luego de los reveses sufridos por los demoledores cuestionamientos realizados en el 2011 debido a problemas de representación y supuestos malos manejos dentro de la institución que los organiza. Calva no es ajeno a esta realidad, pero no puede dejar de sentirse emocionado por su nominación.

“Estoy orgulloso del trabajo que hicimos todos los que participamos en la película; es lindo ver que se reconozca eso”, señaló. “Me siento como el chico más afortunado. No creo que exista la suerte como tal, pero sí creo en los chispazos de oportunidad; esta es la más grande de mi vida, y la pienso disfrutar hasta el final”.

Leave a Reply