En el intercambio de correos electrónicos antes de los disparos letales, la armera de la película ‘Rust’ dijo que necesitaba concentrarse en las pistolas, no en las utilerías

Una semana antes de que Alec Baldwin le disparara letalmente a la directora de fotografía de “Rust”, la armera de 24 años de la película fue reprendida por dejar las armas desatendidas en la locación y por no hacerse cargo de dos tareas importantes, según muestran los correos electrónicos.

La armera Hannah Gutierrez Reed había sido contratada para realizar dos trabajos en la película del Oeste de bajo presupuesto: estaba a cargo de las armas, así como de su seguridad, y también se desempeñaba como asistente de la maestra de utilería, quien era responsable de los objetos utilizados para simular Kansas de la década de 1880 en la locación de la filmación al sur de Santa Fe, Nuevo México.

El 14 de octubre, la productora de línea de la película, Gabrielle Pickle, reprendió a Gutiérrez Reed en un correo electrónico revisado por Los Angeles Times, indicando que la oficina de producción había recibido quejas de que dos escopetas habían quedado desatendidas en la locación. Pickle también criticó a la armera por supuestamente no hacer lo suficiente para apoyar a la maestra de utilería de la película, Sarah Zachry.

“La contratamos como armera y asistente de utilería”, escribió Pickle en el correo electrónico del 14 de octubre, según una copia compartida con The Times. “Me ha llamado la atención que se está enfocando mucho más en las armas y no apoyando la utilería como es necesario”.

Gutiérrez Reed protestó por la exigencia de que dedicara más tiempo a su papel de utilería y argumentó que necesitaba prestar atención a la seguridad de las pistolas.

“Desde que comenzamos, he tenido muchos días en los que mi trabajo debería ser solo centrarme en las armas y en la seguridad de todos”, escribió Gutiérrez Reed, señalando que, en los días con muchas pistolas durante la filmación, el papel de asistente de utilería “tiene que pasar a un segundo plano. Las reales armas de fuego en el set son absolutamente mi prioridad”.

“Cuando me veo obligada a hacer ambos [trabajos], es cuando se cometen errores”, escribió Gutiérrez Reed.

Otros correos electrónicos vistos por The Times también mostraron que los productores intentaron garantizar que se siguieran los protocolos de seguridad cuando un niño actor usaba armas durante la filmación.

Un portavoz de Third Shift Media, el empleador de Pickle, se negó a hacer comentarios el viernes por la noche. Un vocero de Rust Movie Productions también rechazó hablar. No se pudo contactar a Pickle para hacer acotaciones.

Los intercambios de correos electrónicos arrojaron más luz sobre las tensiones y preocupaciones de seguridad en la locación de Bonanza Creek Ranch en los días previos al 21 de octubre, cuando Baldwin disparó accidentalmente a la directora de fotografía de la película, Halyna Hutchins, quien murió esa tarde, y al director Joel Souza, quien sobrevivió.

El tiroteo letal se ha convertido en una consigna en la industria del cine por locaciones más seguras.

Según los documentos policiales, durante un ensayo, el asistente de dirección de la película, Dave Halls, le entregó a Baldwin una réplica de una pistola Colt .45 antigua, y la calificó de “fría”, lo que significa que no había municiones adentro. Pero el arma contenía cartuchos falsos y al menos una bala de plomo.

Gutiérrez Reed, según declaraciones juradas presentadas por la Oficina del Sheriff del Condado de Santa Fe, había cargado las armas ese día, pero les explicó a los detectives del sheriff que no se dio cuenta de que las balas reales estaban dentro de una nueva caja de municiones que llegó a la locación esa jornada.

La armera les indicó a los detectives del sheriff que, aunque revisó la pistola de Baldwin ese día antes del ensayo no programado, “realmente no la inspeccionó demasiado”, porque el arma había estado guardada en una caja fuerte durante la hora del almuerzo.

También se quejó con los agentes de que tenía demasiado trabajo como para realizar su papel relacionado con la utilería y que no sabía que se estaba realizando un ensayo.

Las autoridades del condado de Santa Fe no han dicho de dónde procedían las balas. Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley han dicho anteriormente que su investigación se centra en las acciones de Gutiérrez Reed, Halls y Baldwin.

El intercambio del 14 de octubre con Pickle, quien era la persona de contacto de los productores diariamente, subraya cómo las mujeres jóvenes en el departamento de utilería, con experiencia limitada, luchaban por seguir el ritmo de la producción de la película.

Otros correos electrónicos compartidos con The Times mostraron una segunda conversación del 14 de octubre.

En esa contestación, el segundo asistente de dirección, Tim Barrera, le pidió a Gutiérrez Reed que explicara qué municiones se estaban utilizando. Quería saber el nivel de decibeles de los disparos para que el equipo pudiera determinar si uno de los niños actores necesitaría usar protección para los oídos durante la práctica y las escenas de rodaje. También preguntó si la armera estaba presente cuando el actor infantil estaba usando su arma y si se habían producido fallas en los disparos.

“¿Revisas el cañón?”, preguntó Barrera.

“Sí, como armera, mi trabajo es estar presente cuando todos los actores disparan”, escribió Gutiérrez Reed en el mensaje del 14 de octubre. “No han ocurrido fallas en los disparos en ninguno de mis sets. Siempre reviso los cañones, q.e.p.d. Brandon Lee”.

Barrera se negó a comentar.

Brandon Lee, hijo de la difunta estrella del kung fu Bruce Lee, murió en la locación de la película “The Crow” en 1993, luego de que una pistola de utilería disparara una bala real.

La mañana del tiroteo letal, varios miembros del equipo de cámara abandonaron la locación, en protesta por la falta de alojamiento en Santa Fe, un cronograma de filmación apresurado y dos descargas accidentales el fin de semana anterior a la tragedia. La mayoría ellos viven en Albuquerque, a unas 50 millas del rancho, que durante mucho tiempo ha sido un lugar popular para filmar.

El intercambio de correos electrónicos entre Pickle y Gutiérrez Reed se mencionó por primera vez en un podcast, “America’s Untold Stories”.

Varios miembros del equipo, incluido el técnico jefe de iluminación, Serge Svetnoy, se quejaron de la falta de seguridad con las armas en los días previos al fatal accidente, cuando Baldwin apuntó con la pistola a Hutchins durante un ensayo para una escena en una antigua iglesia de madera. La directora de fotografía estaba preparando una toma en donde la lente de la cámara observaría hacia el cañón del fusil.

“No se apretó el gatillo. No apreté el gatillo”, comentó Baldwin durante una entrevista con George Stephanopoulos de ABC News. “Nunca apuntaría con un arma a nadie y apretaría el gatillo”.

Un maestro de utilería veterano le mencionó anteriormente a The Times que rechazó las ofertas para unirse al equipo de la película, en parte, porque estaba preocupado por la insistencia de los productores de combinar dos trabajos importantes: armero y asistente de utilería, argumentando que “esto es un accidente esperando suceder”.

Si quiere leer este artículo en inglés,haga clic aquí.

Leave a Reply