CRÍTICAS. El deslumbrante regreso de ‘Avatar’ y dos ‘thrillers’ de distinto calibre en salas y plataformas

El perfil bajo que debería tener la cartelera en una fecha como la actual se ve radicalmente alterado por la presencia de un título de enorme convocatoria que promete causar un considerable impacto en la taquilla. Pero no hay que dejar de lado las otras propuestas que se pondrán a disposición de los interesados.

AVATAR: THE WAY OF WATER

Director: James Cameron

Reparto: Sam Worthington, Zoe Saldaña, Stephen Lang

Género: Ciencia ficción / Animación

Han tenido que pasar trece años para que podamos tener en salas la secuela de “Avatar”, una superproducción hollywoodense que revolucionó las reglas de la gran industria con sus incuestionables proezas técnicas, que generó una serie de réplicas directas o indirectas en la pantalla grande y que impuso el uso de la nueva generación de 3D en cualquier trabajo semejante debido a su excelencia en el uso de un formato que no estaba siendo aprovechado a plenitud.

En todo este tiempo, la historia que contaba sobre una civilización exótica acosada por potencias occidentales ha sido retomado en más de una ocasión (el ejemplo más reciente es el de “Black Panther: Wakanda Forever”) y el uso de los lentes tridimensionales ha disminuido considerablemente por la incomodidad que genera en algunos espectadores y el modo en que incrementa el precio de unas entradas que ya eran suficientemente costosas durante las proyecciones convencionales.

Por ese lado, “Avatar: The Way of Water” es un producto de lujo dentro de una era marcada por los estragos del Covid-19, principalmente porque la mejor forma de verla -y la más recomendable- es en funciones de 3D que, de ser posible, se produzcan en pantallas IMAX. Pero la buena noticia es que la inversión vale definitivamente la pena, ya que, en esas condiciones, se convierte en una experiencia deslumbrante y totalmente inmersiva que nos traslada a las emociones que podríamos tener en un parque de diversiones de alto vuelo.

Para ser claro, sigo sin sentirme totalmente cómodo con el uso de la CGI, que no ha evolucionado todo lo que debería con el paso del tiempo; para mí, tal y como sucedió con la primera cinta, la actual entrega es una combinación de animación y acción real, y eso es algo que impide que me conecte completamente con lo que se cuenta, sobre todo porque se aplica no solo a los personajes y animales que no son humanos, sino también a sus entornos.

Pero el hecho de que se trate de una animación sumamente compleja que se ha desarrollado sobre la base de la captura del movimiento incrementa enormemente su sentido de autenticidad, del mismo modo en que el traslado a un nuevo territorio -la mayoría de la historia se desarrolla en el océano del planeta Pandora, tanto en su superficie como debajo de ella- le ofrece a los realizadores oportunidades generosas para crear nuevas maravillas visuales.

El director y coguionista James Cameron pretendió desde el principio que “Avatar” fuera mucho más que un simple espectáculo, por lo que introdujo en el relato cuestionamientos hacia el colonialismo, el militarismo y la destrucción de la Naturaleza. Y si la película inicial se quedó corta en esos intentos -fue una de las principales críticas que se le hicieron-, la que se verá desde mañana en la tarde ofrece una mirada más verosímil sobre esos aspectos y desarrolla de manera más exhaustiva a sus personajes, sin dejar de lado la relación esencial que existía entre Jake Sully -el exhumano convertido en líder de los Omaticaya, interpretado nuevamente por un Sam Worthington que exhibe cualidades histriónicas superiores a las de la obra del 2009- y Neitiry -la guerrera Na’vi encomendada a la latina Zoe Saldaña que se convirtió en pareja de Sully y que, ahora, tiene al lado suyo hasta cinco hijos-.

El crecimiento del clan permite que “The Way of Water” brinde distintas miradas generacionales, analice las vivencias de una familia en tiempos de felicidad y de crisis y toque incluso el complejo tema de los refugiados, dándole pie tanto a momentos entretenidos y de descubrimiento como a escenas de dolor y de pérdida irreparable que amplían saludablemente el rango dramático de la franquicia. En ese sentido, Cameron ofrece también un contenido narrativo mucho más propositivo, elaborado y emotivo que el que nos han dado sus competidores más visibles.

MINDCAGE

Director: Mauro Morelli

Reparto: John Malkovich, Melissa Roxburgh, Martin Lawrence

Género: Thriller / Drama

En su nueva película, “Mindgcage”, que se lanza este viernes tanto en salas selectas como en Video On Demand, el director Mauro Morelli se mete en terrenos que han sido ya ampliamente recorridos dentro de la historia del cine, pero que no se encuentran por ello exentos de interés, con la finalidad de contar una historia que palidece definitivamente ante los clásicos del género, pero que tiene varios puntos de interés y se ampara en la presencia siempre cautivadora del gran John Malkovich.

El actor de títulos tan destacados como “Dangerous Liaisons”, “Being John Malkovich” y “Shadow of the Vampire” se pone en la piel de ‘El Artista’, un asesino en serie que se encuentra a punto de ser ejecutado debido a sus numerosos crímenes pero que podría ser de gran ayuda en una nueva investigación policial, emprendida para dar con el paradero de un maniático que está imitando sus elaboradas acciones delictivas.

De ese modo, ‘El Artista’, que es un hombre trastornado pero de gran inteligencia, empieza a sostener desde su celda conversaciones cada vez más intensas con Mary Kelly (Melissa Roxburgh), la joven detective que se encuentra a cargo del caso. Esto remite de inmediato al clásico filme “The Silence of the Lambs” (“El Silencio de los Inocentes” en Latinoamérica) y le quita de inmediato cualquier atisbo de originalidad a la nueva película.

Tampoco se pueden decir muchas cosas positivas de la vida personal de Mary, quien vive con un exsacerdote completamente desprovisto de personalidad, ni del personaje de su compañero de trabajo Jake Doyle, interpretado por un Martin Lawrence que no puede hacer mucho con las líneas que se le otorgan. Pero no deja de haber algo fascinante en el modo en que el asesino suelto presenta a sus víctimas, convirtiéndolas en una suerte de arcángeles de carne y hueso. Estas connotaciones religiosas se inmiscuyen frecuentemente en la trama y terminan relacionándose con un giro final que, pese a su extravagancia, resulta ciertamente inesperado y hace que la cinta cambie incluso de género.

THE APOLOGY

Directora: Alison Locke

Reparto: Anna Gunn, Linus Roache, Janeane Garofalo

Género: Thriller / Drama

Pese a que Anna Gunn ha seguido trabajando en diferentes proyectos cinematográficos y televisivos, es probable que, al igual que yo, te hayas preguntando en algún momento lo que sucedió con la intérprete de la memorable Skyler de “Breaking Bad”, quien no ha vuelto a tener un papel tan destacado desde el final de la misma serie, en el 2013.

La mejor respuesta a esa interrogante puede encontrarse en “The Apology”, un logrado ‘thriller’ que se estrena este viernes de manera simultánea en salas selectas y la plataforma Shudder, y que se encuentra estelarizado por una impecable Gunn, plenamente convincente en el papel de una exalcohólica que sigue atormentada por la desaparición de su hija adolescente pese a que el hecho se produjo hace dos décadas.

En plena época invernal, y a punto de hacer en su casa una reunión navideña para la que no se siente lista, Darlene (la protagonista) recibe la inesperada visita de Jack (Linus Roache), a quien no veía desde hace mucho tiempo y que estuvo casado con su hermana.

Una vez que los dos se encuentran reunidos, se empiezan a revelar detalles del pasado y se establece una dinámica que, sin ser del todo impredecible, se asemeja en ciertos momentos a una puesta en escena teatral y permite el lucimiento pleno de Gunn y de Roache, conocido por sus roles en series televisivas como “Law and Order”, “Vikings” y “Homeland”.

Por fortuna, la directora Alison Locke hace gala del oficio suficiente como para que los trámites no se limiten a cuatro paredes y es capaz de desarrollar una verdadera intriga cinematográfica en la que entra eventualmente a tallar la gran Janeane Garofalo (“The Truth About Cats & Dogs”), quien interpreta con determinación -y mucho carisma- a Gretchen, la vecina y mejor amiga de Darlene.

Leave a Reply