Cartas al editor: Basta de chismes sobre la salud de Bruce Willis; trátenlo con dignidad

Al editor: La próxima película de la saga “Die Hard” (conocida en Latinoamérica como Duro de matar) que vea será la primera. Hasta su artículo sobre el aparente deterioro cognitivo de Bruce Willis antes de su reciente diagnóstico de afasia, ni siquiera sabía que todavía trabajaba en films (“Las preocupaciones sobre el estado cognitivo en declive de Bruce Willis se arremolinaron en los sets en los últimos años”, del 30 de marzo).

Así que mis comentarios no son los de una fanática, solo los de una lectora que se pregunta exactamente cuándo The Times se transformó de un practicante serio del periodismo a un tabloide de mala calidad, que se deleita con el declive de una figura pública. Brindar los detalles insoportables de su salud mental disminuida fue una violación lasciva de la privacidad, que solo corroe aún más su dignidad y la de su familia.

Hay una historia aquí, buena y triste. Pero The Times optó por tomar el camino bajo al contarla. Deberían sentir vergüenza.

Ellen Alperstein, Palm Desert

..

Al editor: Mi familia aprecia profundamente el triste anuncio de la familia de Willis sobre su devastador diagnóstico de afasia.

Hace varios años un pariente lidia con esta terrible enfermedad, que ha convertido a un estimado profesor universitario en un niño dependiente. Se sabe o se entiende muy poco sobre la afasia causada por una condición neurológica, por lo cual estoy agradecido con la familia Willis, por llamar la atención de todo el país.

Tal vez su valiente movimiento resulte en una mayor conciencia y, con suerte, conduzca a una investigación más profunda sobre esta enfermedad, devastadora y desafiante.

Trish Taylor, Redwood City, California.

..

Al editor: Después de leer la noticia sobre Willis, quiero felicitar a Randall Emmett, Matt Eskandari y Stephen J. Eads por negarse a comentar sobre el comportamiento del actor en los sets en los últimos tiempos.

Creo que mostraron un gran respeto al preservar la dignidad de Willis, quien lucha con ese horrible trastorno. The Times debería seguir el ejemplo de ellos.

Susan L. Beckmen, Buellton

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.

Leave a Reply