Carlos Cuarón reúne a estrellas latinas de diferentes países en ‘Amalgama’

La idea original de “Amalgama”, una vistosa coproducción entre México y República Dominicana que se estrena hoy de manera limitada en salas de Estados Unidos, surgió en la mente de su director y coguionista Carlos Cuarón en el trascurso de una edición del Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias, hace ya varios años.

“Estando allí en un gran plan de fiesta, conocí a Manolo Cardona, quien me invitó a pasar un día en las Islas del Rosario”, fue lo primero que nos dijo el cineasta mexicano a través de una conexión telefónica con la capital azteca, y en referencia al popular actor colombiano que terminaría no solo sumándose al posterior proyecto fílmico, sino también siendo uno de sus productores.

“Eso me dio la idea de poner a cuatro personajes en medio de una isla minúscula y paradisiaca del Caribe, lidiando con sus egos y tratado de resolver conflictos íntimos”, agregó el realizador, quien se unió luego a otro escritor, Luis Usabiaga, con el fin de darle vida a un guion en el que la identidad de estos personajes se fue barajando hasta decidir que todos ellos fueran dentistas.

“Muy temprano en el proceso, Luis y yo nos dimos cuenta de que el tema central de nuestra historia era el dolor, por lo que resultaba muy natural que los personajes fueran dentistas, debido a que los asociamos justamente con eso”, precisó. “Pero el dolor es algo por lo que tenemos que pasar para llegar a la curación en muchas ocasiones”.

Entre dientes y copas

En la cinta, estos profesionales son José María Gómez (Cardona), Hugo Vera (Miguel Rodarte), Elena Durán (Stephanie Cayo) y Saúl Bravo (Tony Dalton), quienes, además de ser aparentemente muy buenos en lo que hacen cuando atienden en sus respectivos consultorios, se entregan generosamente a la bebida tras llegar a un congreso dedicado a su oficio.

“Los cineastas creemos que sabemos ‘fiestear’ en los festivales, y nos quedamos cortos, porque los dentistas lo hacen mucho más por una razón sencilla: su profesión está muy ligada al estrés, porque se relaciona a la vulnerabilidad del prójimo en una zona muy íntima del cuerpo”, retomó Cuarón. “De hecho, en Estados Unidos, es la profesión número 1 en términos de suicidios”.

“Los dentistas que han visto la película me han dicho que los ‘balconeamos’ [revelamos sus secretos], porque hay una percepción de que son doctores muy serios; y lo son, pero también son seres humanos, que es lo que yo quería expresar”, agregó el realizador. “Después me enteré de que los médicos en general actúan del mismo modo”.

Como se ha insinuado más arriba, los personajes de “Amalgama” no se encuentran libres de conflictos, porque esta es una comedia dramática; pero todos ellos tienen vidas de lujo, lo que hizo que un comentarista mexicano describiera más bien a la cinta como una “comedia burguesa”.

“No puedo negar que, en este caso, lo que he hecho es de hecho una comedia burguesa, porque los dentistas que van a congresos lo son”, reconoció Cuarón, antes de recordar que su primer largometraje como director, “Rudo y cursi” (2008), tenía a Gael Garcia Bernal y Diego Luna en los papeles de dos futbolistas provenientes de una plantación de plátanos, mientras que el segundo, “Besos de azúcar” (2013), se desarrollaba completamente en el área de Tepito, con personajes de clase baja.

“Algunos piensan que el cine debe mostrar solo a las clases marginadas y la lucha social, pero eso sería limitar demasiado sus alcances”, añadió. “Lo importante es desarrollar bien a tus personajes, y aquí, lo que quería expresar es lo absurda que es la condición humana”.

Todos aztecas

Pese a que los actores de la cinta son de distintas procedencias (Cardona, como dijimos arriba, es colombiano; Rodarte es mexicano; Cayo es peruana, y Dalton es estadounidense), los personajes que interpretan no proceden necesariamente de los mismos países.

“Hablé mucho de esto con Manolo y Stephanie, y llegamos a la conclusión de que podíamos hacer una película mexicanizada porque ambos hablan muy bien el ‘mexicano’”, recordó Cuarón. “Decidimos que fueran gente de afuera que lleva mucho tiempo acá, porque no queríamos que los acentos distrajeran, para que la historia pudiera tratar sobre los seres humanos y evitar la posibilidad de que la audiencia etiquetara a los personajes dependiendo de su origen”.

Una escena de la cinta que se desarrolla en la Riviera Maya.

Una escena de la cinta que se desarrolla en la Riviera Maya.

(Besos Cósmicos/11:11)

Al inicio de la historia, los personajes masculinos parecen ser todos muy ‘machos’, lo que los lleva a interesarse de diferentes formas en Elena, una dentista particularmente guapa con la que se le da cabida a un aspecto sensual que no ha sido ajeno a la filmografía de Cuarón, quien coescribió al lado de su hermano Alfonso los guiones de “Solo con tu pareja” (1991) e “Y tu mamá también” (2001), películas en las que no faltaban las situaciones de corte erótico.

“No es una casualidad que ese personaje femenino aluda a ‘La Iliada’, ya que quisimos jugar siempre con los arquetipos”, dijo nuestro entrevistado. “Y tampoco es gratuito habernos referido a una de las historias más viejas de la humanidad, la del hombre que desea a la mujer y la mujer que se da a desear, aunque haciendo que ella fuera una mujer del siglo 21, porque es dueña de sus propias decisiones y de las consecuencias que tienen estas”.

Cuestión de género

El cine mexicano de los últimos años ha sido particularmente generoso en la producción de comedias, pero muchas de ellas han sido extremadamente superficiales o comerciales, lo que las distingue de la tendencia más artística de Cuarón, que ha empleado siempre el género para tratar temas complejos.

“Se están haciendo comedias buenas por todos lados, a excepción de Estados Unidos, donde actualmente hay muy pocas, lo que es una desgracia porque yo crecí viendo las de Blake Edwards, Gene Wilder y [Ernst] Lubitsch, que no habrá sido ‘gringo’ pero desarrolló la mayor parte de su carrera en Hollywood”, comentó nuestro interlocutor.

“Pero, claro, también hay una epidemia de comedias ligeras que solo buscan entretener al público y ser taquilleras, y no estoy en contra de ellas, porque las he hecho”, prosiguió. “Sin embargo, ‘Amalgama’ se diferencia de todo eso, en primer lugar, porque es una pieza de ‘ensemble’, con cuatro protagonistas, y en segundo, porque tiene un tema principal, el dolor, pero maneja también muchos otros, como la alienación tecnológica, la envida, la hipocresía, las relaciones humanas, la homosexualidad y el empoderamiento femenino”.

Cuarón asegura que buscaba hacer algo mucho más sofisticado de lo que se suele ver, sin hacer esos guiños a la cuarta pared que buscan la complicidad inmediata del espectador y sin que los momentos de drama cayeran en el melodrama. “Eso tiene que ver también con la manera en que filmamos, porque en muchos de los momentos más álgidos, la cámara se va para atrás después de haber estado al lado de los personajes”, describió el cineasta, quien recurrió ampliamente al uso de unos planos largos que habían estado mucho menos presentes en sus obras anteriores como realizador.

Un círculo especial

Ser hermano de un tipo que ha ganado dos veces el Oscar en la categoría de Mejor Director (con el que trabajó además por varios años) y estar cerca de otros cineastas tan notables como Alejandro G. Iñárritu y Guillermo del Toro puede ser sumamente ventajoso, pero también complicado para un realizador que busque ser distinguido por tener un estilo visual propio.

“Lo que pasa es que cada película tiene sus propias demandas visuales, y uno va evolucionando; hablando de Alejandro, sus tres primeras películas tenían cobertura por todos lados, y fue después que llegó a los planos largos”, manifestó nuestro entrevistado cuando le hablamos del asunto. “Para mí, todo ellos no solo son amigos, sino que son maestros, empezando por mi hermano”.

Otra imagen del realizador durante el rodaje.

Otra imagen del realizador durante el rodaje.

(Besos Cósmicos/11:11)

“He ido aprendiendo muchísimo de ellos, porque además les pregunto muchas cosas; cuando Alfonso hace una película, lo mareo con mis preguntas, y pasó lo mismo con Alejandro cuando hizo ‘Birdman’ y ‘The Revenant’”, prosiguió. “Porque soy un ser humano distinto, y porque no tengo la capacidad de ellos ni de otros grandes directores, me sale naturalmente otra cosa; ni siquiera me lo cuestiono. Se me mete en la cabeza una idea para resolver las cosas y así lo hago”.

Sea como sea, el nombre de este Cuarón se encuentra ya inscrito en la historia del cine mundial debido al rol creativo esencial que tuvo en “Y tu mamá también”, una película que le dio una nominación a los Premios de la Academia en el rubro de Mejor Guion al lado de Alfonso y que, además, tuvo un éxito impresionante en los Estados Unidos, lo que hizo no solo que el aniversario número 20 de su estreno no pasara desapercibido por estos lares, sino que, ese mismo año (el 2021), le dio la posibilidad de ser incorporada a una de las salas del flamante Museo de la Academia de Hollywood, ubicado en la ciudad de Los Ángeles.

“Es un orgullo poder estar presentes por allá con una película que le cambió la vida a muchos, incluyendo a ‘El Chivo’ [Emmanuel Lubezki], a Alfonso, a Gael [García Bernal’, a Diego [Luna] y a mí”, reconoció el creador. “Se siente muy bonito, sí, pero me hace también sentir viejo, porque esa cinta cumplió 20 años y ‘Solo con tu pareja’ cumplió 30 en el mismo 2021”.

“Lo que quiero ahora es filmar más seguido, porque es lo que me gusta hacer y mi medio de expresión, y no para que acabe en un museo, porque quien termina dictaminando el valor de esto es el público, la crítica y los medios”, enfatizó. “Tengo varios proyectos, pero ninguno para hacerse de manera inminente; y algunos de ellos tienen que ver con mi hermano, porque si bien las colaboraciones entre los dos se han espaciado, no hemos dejado de trabajar juntos”.

Leave a Reply