Bruce Willis no está solo: Otros famosos han sido diagnosticados con afasia

La familia de Bruce Willis anunció el miércoles que el actor ha sido diagnosticado con afasia, una condición neurológica que afecta la capacidad de una persona para entender y comunicarse con los demás.

Como resultado, la estrella de “Sixth Sense” y “Die Hard” se está “alejando” de la actuación, dijeron sus seres queridos en un comunicado. Según la Asociación Nacional de Afasia, esta enfermedad es un trastorno de la comunicación que afecta la capacidad de procesar el lenguaje, pero no a la inteligencia.

“Este es un momento realmente difícil para nuestra familia y agradecemos mucho su amor, compasión y apoyo continuos”, dijo la familia Willis el miércoles.

“Estamos atravesando por todo esto como una unidad familiar fuerte, y queríamos hacer partícipes a sus fans porque sabemos lo mucho que significa para todos. Como Bruce siempre dice, ‘Vivir’ y juntos planeamos precisamente hacer eso”.

En su batalla contra la afasia, Willis no está solo. Varios artistas han hablado anteriormente de sus experiencias con este trastorno, que se suele dar en víctimas de accidentes cerebrovasculares.

A continuación, otros actores y músicos que han sufrido afasia.

Glen Campbell

A man in an embroidered cowboy shirt smiles and plays guitar

Glen Campbell de gira en 2012.

(Danny Johnston / Associated Press)

En 2011, el cantante y guitarrista de country-pop Campbell anunció que le habían diagnosticado la enfermedad de Alzheimer, y dijo a la revista People que todavía le gustaba hacer música y actuar.

En una entrevista de agosto de 2017 con USA Today, la esposa de Campbell, Kimberly Woolen, dijo que el músico también estaba luchando contra la afasia y que había perdido la mayor parte de su lenguaje, así como su capacidad para comprender las palabras. A veces intentaba cantar y lograba emitir sonidos.

“Pero todavía conserva su esencia”, dijo.

Campbell murió ese mes a los 81 años.

Dick Clark

A man with dark hair smiles at the camera

Dick Clark en 1987.

(Associated Press)

Tras sufrir un derrame cerebral en 2004, el icono del entretenimiento Clark tuvo que volver a aprender a caminar y hablar. Los síntomas de la apoplejía incluían dificultad para hablar y parálisis parcial, pero Clark “se negó a abandonar la lucha”, dijo el Dr. Larry Goldstein, profesor de medicina y director del centro de apoplejía de la Universidad de Duke y portavoz de la American Stroke Assn.

“Lo observé año tras año en el programa [‘New Year’s Rockin’ Eve’], y pude ver una pequeña pero constante mejora año tras año”, dijo Goldstein a The Times en 2012.

“Eso es importante para los pacientes que se preguntan si se van a recuperar, o se preguntan si toda la terapia y el trabajo duro merecen la pena. La recuperación viene despacio pero viene, y él lo demostró”.

Clark murió en 2012 a los 82 años.

Emilia Clarke

A woman smiling with brown hair pulled back into a bun

Emilia Clarke en 2020

(Vianney Le Caer / Invision / AP)

En 2019, la estrella de “Game of Thrones”, Clarke, reveló que había sufrido dos aneurismas cerebrales que ponían en peligro su vida. Tras el rodaje de la primera temporada de la exitosa serie, la actriz se puso “violenta y gravemente enferma” y sintió un “dolor punzante y constrictivo” en la cabeza que la llevó a un hospital.

A los 24 años, fue operada para sellar el aneurisma. También sufrió afasia y, en sus “peores momentos”, quiso morir en el hospital.

En marzo de 2019, la nominada a los Emmy estaba totalmente recuperada.

“Sé por experiencia personal que el impacto de una lesión cerebral es demoledor”, dijo Clarke en un comunicado para su organización benéfica de lesiones cerebrales SameYou.

“La recuperación es a largo plazo y la rehabilitación puede ser difícil. Las lesiones cerebrales pueden ser una enfermedad invisible, y el tema suele ser tabú. Debemos ayudar a los jóvenes adultos a tomar el control de su recuperación y permitirles abrirse sin miedo al estigma o la vergüenza”.

Kirk Douglas

A man poses with his hand on a doorframe

Kirk Douglas en 1982.

(Associated Press )

En 1996, la leyenda de la pantalla Douglas sufrió un derrame cerebral que le impidió hablar. El actor, nominado al Oscar, manifestó cómo le afectó emocionalmente el episodio, y declaró a The Times en 1999 que “bajaba las persianas, se metía en la cama y lloraba” mientras sufría una profunda depresión.

Más tarde interpretó a un superviviente de un derrame cerebral en la comedia-aventura de 1999 “Diamonds” y apareció en algunos otros proyectos de cine y televisión antes de su muerte en 2020 a los 103 años.

“Después de un derrame cerebral, hice dos películas con el habla deteriorada”, escribió Douglas en sus memorias de 2002 “Mi golpe de suerte”.

“Ahora estoy esperando otro papel para interpretarlo antes de que el sol se hunda bajo el horizonte. No se puede detener a un actor”.

Según la National Aphasia Assn., Douglas dijo una vez que “aprendió que damos demasiadas cosas por sentado en este mundo, incluso el habla”.

“Cuando tienes esa condición, tu mente piensa rápidamente, pero tu habla reacciona muy lentamente”, continuó.

“Tienes que aprender a usar la lengua, los labios, los dientes… Por supuesto, hago mis ejercicios de habla todos los días. Cuando le pregunté a mi terapeuta cuánto tiempo tendría que hacer mis ejercicios, su respuesta fue: ‘Hasta que te mueras’”.

Julie Harris

A dramatic portrait of an older woman surrounded by darkness

Julie Harris en 1994.

(Jim Cooper / Associated Press )

Antes de morir de insuficiencia cardíaca congestiva en 2013 a los 87 años, la estrella de Broadway Harris sufrió dos derrames cerebrales: en 2001 y 2010.

Según la National Aphasia Assn., la ganadora del Tony trató inicialmente su afasia inducida por el ictus con terapia del habla, y la American Stroke Assn. informó de que el tratamiento ayudó a mejorar su vocabulario, pero no su fluidez.

A través del Programa de Afasia de la Universidad de Michigan, Harris encontró nuevas formas de vivir con la afección y de conversar con los demás tras inscribirse en 23 horas de terapia del habla a la semana durante seis semanas, afirma la National Aphasia Assn.

Terry Jones

A man wearing a black suit and white collared shirt

Terry Jones en 2010.

(Chris Pizzello / Associated Press)

Justo antes de que Jones recibiera un premio especial de la Academia Británica de las Artes Cinematográficas y de la Televisión en 2010 por sus contribuciones a esa industria, un representante de la estrella de los Monty Python reveló que le habían “diagnosticado afasia primaria progresiva, una variante de la demencia frontotemporal”.

“Esta enfermedad afecta a su capacidad de comunicación y ya no es capaz de conceder entrevistas”, continúa el comunicado. “Terry se siente orgulloso y honrado de ser reconocido de esta manera y está deseando que lleguen las celebraciones”.

Jones murió en enero de 2020 en su casa de Londres. Tenía 77 años.

Patricia Neal

An older woman in a green suit leans on one arm on the back of a chair

Patricia Neal en 2008.

(Mark Humphrey / Associated Press)

Poco después de terminar su primer día de producción en el drama de 1966 “Seven Women”, la actriz Neal sufrió tres infartos consecutivos mientras estaba embarazada de su quinto hijo.

Cuando despertó del coma, la ganadora del Oscar estaba parcialmente ciega y paralizada en el lado derecho de su cuerpo. No podía hablar ni recordar nada.

Tres meses después, Neal se había recuperado un poco de la parálisis y era capaz de bromear con los periodistas sobre su dificultad para hablar.

En un ensayo de 2016 para The Guardian, un médico y amigo del marido de Neal -el fallecido escritor Roald Dahl- dijo que la intérprete “luchaba por recordar los nombres de los objetos y las personas” e “inventaba nuevas” palabras para comunicarse.

Esta innovadora forma de hablar acabó influyendo en el personaje titular de la clásica novela de Dahl “El BFG”. En el libro, el Gran Gigante Amistoso explica: “No puedo evitar que a veces diga las cosas un poco garabateadas… Las palabras son un problema para mí”.

En 2010, Neal murió de cáncer de pulmón en su casa de Massachusetts. Tenía 84 años.

Sharon Stone

A woman with short blond hair wearing a sparkly black dress

Sharon Stone en 2021.

(Evan Agostini / Invision/AP)

En 2001, la actriz Stone sufrió un derrame cerebral que en su día describió a The Times como una “hemorragia cerebral masiva de nueve días”. Después, dijo, “aprender a leer y escribir de nuevo… fue una experiencia humillante”.

Según la Asociación Nacional de Afasia, la estrella de Basic Instint”, de 64 años, también experimentó impedimentos en el habla, incluyendo tartamudez y afasia, como resultado del aneurisma.

“Me volví más inteligente emocionalmente” después del derrame cerebral, dijo Stone a Harper’s Bazaar en 2015.

“Elegí trabajar muy duro para abrir otras partes de mi mente. Ahora soy más fuerte. Y puedo ser muy directa. Eso asusta a la gente, pero creo que no es mi problema… tendrán que lidiar con ello”.

El acontecimiento médico también afectó la carrera de actriz de Stone: “Tomé papeles más pequeños y construí un cuerpo de trabajo completamente diferente de lo que me atrapó el papel en el que no me tomaron en serio”, dijo a The Times en 2018. Desde entonces, ha utilizado su plataforma para hacer conciencia de las víctimas de accidentes cerebrovasculares.

Randy Trevis

A man standing in front of a microphone wearing a suit and guitar

Randy Travis actúa en el Festival de Música CMA de 2013 en Nashville.

(Amy Harris / Invision/AP)

Mientras era operado de una insuficiencia cardíaca congestiva, el cantante de country Travis sufrió un derrame cerebral en un hospital de Texas en 2013. Cuatro años después, la esposa del músico, Mary Davis Travis, dijo a la revista People que su memoria era “tan aguda como siempre”.

Ella habló de nuevo en 2021 en un evento virtual para el Centro de Recuperación de Afasia de Houston, diciendo, que ella y su marido nunca había oído el término afasia antes de ir al primer hospital de rehabilitación después de su accidente cerebrovascular.

El término es uno “con el que la gente no está familiarizada hasta que tiene que cruzar ese camino”, dijo Mary Travis, señalando que una gran mayoría de los estadounidenses no saben lo que es la afasia o nunca han oído hablar de ella.

“Eso es interesante”, dijo, “porque es más común que el Parkinson, la distrofia muscular, la parálisis cerebral, y sin embargo la gente no está familiarizada con ella. Hay 800.000 derrames cerebrales al año, y entre un tercio y un 40% de esas personas se quedan con la afasia”.

La redactora del Times Nardine Saad contribuyó a este informe.

Para leer esta nota en inglés haga clic aquí

Leave a Reply