fbpx

Los pleitos protagonizados por Miguel Bosé fueron los que dejaron sin voz al cantante

La voz de Miguel Bosé va y viene de una hora a otra, cantar una sola canción le implica mucha preparación y calentamiento, pero el intérprete ya no se desespera por eso; ha reflexionado que puede deberse a que por años basó su vida en ella.

El artista decidió utilizar su nuevo tono, más frágil, para sincerar ese hecho con su amigo, el periodista Jordi Évole, a quien también le contó sobre sus problemas con las drogas durante años, cómo ha llevado su separación, su forma de ser padre y sus problemas económicos al no hacer giras.

La primera parte de la entrevista que el cantante otorgó en el programa Lo de Évole, tras casi siete años sin hablar con televisoras españolas, permitió que Bosé compartiera las secuelas que le ha dejado su ruptura con Nacho Palau, a quien no mencionó directamente.

“Mi voz va y viene, su raíz es emocional. (Me doy cuenta que la pierdo) en el momento en que mi familia, esa en la que yo creo… Bueno no se llama familia, es una especie de acuerdo de convivencia que tienen dos personas que tuvieron una relación.

Miguel Bosé

Miguel Bosé

(Agencia Reforma)

“Y que deciden seguir adelante con buen rollo para que los hijos de ambas partes puedan continuar creciendo juntos como lo que ellos pensaron desde el primer día que eran: hermanos”, compartió el intérprete de “Amante Bandido”.

El cantante vive en México y sostiene un pleito legal con su ex pareja, pues ha decidido separar a los hijos, algo que indicó le ha ocasionado perder el habla.

“Yo no estaba preparado. Cuando mi relación de pareja empezó a ir mal, cuando el amor no existe, cuando el enamoramiento ha desaparecido, cuando la amistad y el buen rollo se difuminan y cuando se pierde la admiración, cuando todo se derrumba…

“En mi caso por discreción, por responsabilidad, por educación también, aguantas, se envenena y estalla. Estalla mal y empiezan los problemas serios y para mí, uno de esos problemas fue la voz. Ahora puedo hablar, pero he llegado a no tener voz”, afirmó el español.

También compartió que una decepción amorosa lo llevó a consumir drogas a finales de la década de los 80 y a una adicción que le costó superar, pero de la que se dijo totalmente librado.

“Soy padre soltero como lo sería un viudo, candidato, estoy en el mercado. Soy con ellos amoroso, cuidadoso, autoritario y disciplinario. Soy padre y soy madre, ellos están acostumbrados a eso desde un principio y lo llevamos muy bien”.

Miguel Bosé, cantante

“He tenido años salvajes en los que descubrí la parte oscura que todos tenemos: drogas, sexo a lo bestia, sustancias… Pensaba que era una parte necesaria, ligada a la creatividad, pero cuando pasa a ser consumo habitual las drogas dejan de ser un aliado y pasan a ser enemigos.

“He llegado a consumir casi dos gramos diarios, más fumar ‘maría’, éxtasis… Lo dejé todo el mismo día, hace siete años subiendo unas escaleras hacia un escenario para un ensayo mi road manager me dijo: ‘Está todo preparado’. Y yo le contesté: ‘Se acabó'”, recordó.

El cantante se permitió recordar choques con su padre, como cuando lo obligó a cazar una cierva y al destriparla encontraron un venado en su vientre a días de nacer, pero también reveló lo generoso que ha sido con “amores”.

“He hecho grandes regalos: casas, terrenos, apartamentos, coches, viajes, a señoras sobre todo. Y por amor, por darles una seguridad. Pero es mejor ser mi perro. Mis amigos todos dicen: ‘Cuando me muera quiero reencarnarme en perro de Miguel Bosé”, dijo entre risas.

La siguiente parte de la entrevista abordará la faceta negacionista de Bosé, quien abandonó temporalmente las redes sociales tras especular sobre una conspiración detrás de la vacuna contra la Covid-19.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *