fbpx

CRÍTICAS. Neeson en acción, Olmos en rebeldía y más estrenos en ‘streaming’, autocinemas y salas

Pese a que muchas salas de cine han reabierto sus puertas en el país y a que el estado de California no ha sido la excepción (como lo prueban los recintos actualmente disponibles en el área de Orange County), Los Ángeles y Nueva York se niegan hasta ahora a dar los permisos respectivos debido al peligro todavía existente del Covid-19.

Esto ha hecho que los grandes estudios se mantengan extremadamente cautelosos en relación a las cintas que ponen a disposición de las ausencias masivas, como lo demuestran los nuevos retrasos sufridos por “Wonder Woman 1984”, “Black Widow” y “No Time to Die”, tres megaproducciones que debían haber llegado ya para rescatar a una industria que se encuentra en una situación cada vez más desesperada.

Bajo estas condiciones, las películas que han podido todavía destacar debido a la posibilidad de ser lanzadas en servicios de ‘streaming’ son las independientes, aunque, esta semana, nuestro listado habitual incluye al menos dos propuestas de alto perfil debido a la presencia en ellas de astros de Hollywood ampliamente reconocidos.

THE TRIAL OF THE CHICAGO 7

Director: Aaron Sorkin

Reparto: Sacha Baron Cohen, Joseph Gordon-Levitt, Eddie Redmayne

Género: Drama histórico

Tres semanas después de haberse estrenado en las salas de cine que se encuentran abiertas, “The Trial of the Chicago 7” se lanza en Netflix, su casa productora y distribuidora, para incrementar considerablemente el alcance de lo que se ha convertido ya en una de las películas más atractivas del nefasto 2020.

Bajo la experta mano como guionista de Aaron Sorkin (“The Social Network”), quien funge también de director por segunda vez, este ambicioso filme recrea de manera tan exhaustiva como entretenida el caso de los Chicago Seven, un grupo de activistas contra la Guerra de Vietnam que fueron llevados ante un tribunal federal bajo cargos serios debido a su participación en una marcha pacifista que desembocó en un motín durante la Convención Demócrata de 1968.

Pese a la abundancia de personajes y de situaciones, Sorkin, que se está convirtiendo en estupendo estratega visual, no llega nunca a confundir al espectador, valiéndose frecuentemente de letreros para presentarnos a los recién llegados, y nos permite conocer ‘tras bastidores’ a casi todos los involucrados principales, porque si bien esta es una cinta sobre un juicio, se encuentra lejos de ser una simple historia ‘de corte’.

De ese modo, mediante el uso de ‘flashbacks’ y de apasionadas discusiones privadas en las que se plantean temas esenciales para la democracia estadounidense, y adoptando intencionalmente un tono mucho más ligero del que tuvo que darse en la realidad, el cineasta pone en vitrina los peligros a los nos exponernos cuando nuestros gobernantes deciden emprender persecuciones con motivaciones políticas. Y si nada de esto te llama demasiado la atención (aunque debería), puedes quedarte con el reparto, que es tan inagotable como impresionante.

HONEST THIEF

Director: Mark Williams

Reparto: Liam Neeson, Kate Walsh, Robert Patrick,

Género: Acción / Thriller

La especie de carrera paralela como ‘héroe de acción’ maduro que Liam Neeson inició en el 2008 con “Taken”, y que se ha prolongado al menos en cinco películas de diferente calibre, se extiende ahora a “Honest Thief”, otro ‘thriller’ de acción -disponible únicamente en salas y autocinemas- que no se encuentra precisamente entre lo mejor de esta vertiente de su trayectoria, pero que no decepcionará a los espectadores ávidos de títulos nuevos del género.

Aquí, el recorrido intérprete se pone en la piel de Tim Carter, un legendario asaltante de bancos que ha decidido entregarse a la justicia luego de enamorarse de Annie Sumpter (Kate Walsh), encargada de un negocio de almacenamiento en el que él mismo ha escondido nueve millones de dólares. El plan de Carter es obtener clemencia ante su voluntaria decisión y lograr de ese modo que se le deje ver a su amada mientras purga la pena.

Pero los agentes del FBI que son enviados a comprobar lo que acaba de confesar tienen otros planes, y esto desencadena una aventura en la que no faltan las peleas cuerpo a cuerpo y las persecuciones automovilísticas aparatosas y espectaculares. Estos momentos son los que le van validez a la propuesta, sumados a una interpretación de Neeson que resulta convincente incluso en medio de los diálogos menos creíbles, aunque la simplicidad extrema de lo que se cuenta y el acartonamiento de los personajes disminuyen el interés en un trabajo que termina sin dejar huella.

THE DEVIL HAS A NAME

Director: Edward James Olmos

Reparto: David Strathairn, Kate Bosworth, Edward James Olmos

Género: Comedia dramática

Aunque es mayormente conocido por sus trabajos como actor y productor, Edward James Olmos es también un director competente que, en ese apartado, se ha preocupado siempre por promover los valores sociales que defiende abiertamente en su vida pública, como lo han demostrado sus películas anteriores en dicha silla, “American Me” y “Walkout”.

Ahora, el veterano artista y activista mexicoamericano retoma la misma ruta a través de “The Devil Has a Name”, un largometraje que, a pesar de su nombre y del mes en que nos encontramos, no tiene nada que ver con el Halloween, pero sí con una clase de terror mucho más real y cercano, ya que recrea el caso real de un granjero del Centro de California que entabló un juicio contra la corporación responsable de envenenar sus terrenos con el fin de obligarlo a venderlos.

David Strathairn, quien interpreta al granjero anglosajón Fred, tiene un rol realmente destacado; pero quienes pertenezcan a la comunidad latina se interesarán en particular en la participación de Olmos como Santiago, amigo y trabajador más cercano del protagonista, así como un inmigrante mexicano indocumentado y un tipo que se opone directamente a las injusticias.

En realidad, apreciar a Olmos en un brillante duelo histriónico compartido con Strathairn y el gran Martin Sheen (cuyo nombre real es Ramón Estévez, y que encarna al abogado de Fred) es la gloria mayor en una cinta llena de altibajos (hay un relato paralelo que se inclina por el ‘thriller’ criminal y que se siente impostado), pero absolutamente digna de verse. Se puede encontrar en salas y en VOD.

MARTIN EDEN

Director: Pietro Marcello

Reparto: Luca Marinelli, Jessica Cressy, Vincenzo Nemolato

Género: Drama

Pese a que su nombre remite casi de inmediato a “The Call of the Wild” (“El llamado de la selva” en español), el autor estadounidense Jack London fue también creador de varias obras reconocidas en las que plasmó de un modo u otro sus intereses sociales y hasta filosóficos, entre las que se encuentra “Martin Eden” (1909).

Hace unos meses, llegó a las salas todavía abiertas una nueva versión de la obra mayor del literato, enaltecida por la presencia siempre carismática de Harrison Ford pero perjudicada por un abuso de efectos digitales y tendencias comerciales; y ahora llega hasta a nosotros -más precisamente, a través de la modalidad de Virtual Cinemas- una adaptación del segundo título citado que, además de asumir una postura completamente distinta, se erige desde ya como uno de los mejores estrenos del año.

Curiosamente, estamos ante una impecable producción italiana en la que el relato entero se traslada al sur de esa nación y que se siente profundamente europea, lo que dice mucho del alcance universal de la novela original, sobre un joven pobre y tremendamente carismático que no ha terminado la escuela pero que anhela convertirse en un escritor profesional mientras trabaja ocasionalmente en barcos mercantes y entabla un romance al parecer imposible con una muchacha de la alta sociedad.

Completamente autodidacta y reacio a la educación formal, Eden (magníficamente interpretado por Luca Marinelli, de “The Old Guard”) se enfrenta una y otra vez al rechazo de los editores de revistas sin darse por vencido; pero lo interesante de todo esto es que, lejos de ser un tipo perfecto, se trata de una persona llena de contradicciones y de facetas oscuras que se está descubriendo a sí mismo al paso de las ideologías de la época. Estamos ante una cinta que podrá ser nueva, pero que tiene ya sabor a clásico.

S-HOUSE

Director: Cooper Raiff

Reparto: Cooper Raiff, Dylan Gelula, Amy Landecker

Género: Comedia dramática

Pese a su agresivo nombre y a la inevitable conexión con esa clase de comedias juveniles estadounidenses que caen frecuentemente en la vulgaridad, “S-House” (ya saben cuál es el título completo), que se lanza en algunas de las salas ya abiertas del país y en VOD, es no solo una cinta mucho más amable de lo que podría esperarse, sino una que presenta un retrato realista y especialmente sensible de lo que puede ser un romance de ‘college’ en nuestros días.

Y esto sucede incluso cuando el inicio de la historia muestra al protagonista Alex (interpretado por Cooper Raiff, también director de la cinta) al lado de un ‘roommate’ llamado Sam (e interpretado por Logan Miller) que es un ‘stoner’ y un borrachín, ya que la mirada se enfoca mucho más en el mismo Alex, un muchachito de 19 años que acaba de iniciar su vida universitaria en una escuela de Los Ángeles y que, además de su aparente fragilidad física, sufre un caso de ‘mamitis’ aguda con el que demuestra lo poco preparado que se encuentra para la vida adulta.

Eso hace también que luzca poco probable que su interés en Maggie (Dylan Gelula), la chica atractiva que vive en el mismo edificio de la universidad que él, progrese realmente, aunque ella se encuentra por su lado en una búsqueda personal que, por el momento, la ha llevado a entregarse a la promiscuidad y a rechazar los compromisos de cualquier clase.

Gracias a su sensibilidad particular, Alex logrará eventualmente llamar la atención de la muchacha; pero en este filme ‘indie’, lleno de conversaciones apasionadas y de un bienvenido nivel de intimismo, las cosas no se arreglan tan fácilmente, lo que forma justamente parte de sus encantos y hace que nos mantengamos atentos hasta el final del metraje.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *