fbpx

‘Murder in the Woods’ lleva el ‘slasher’ a terrenos completamente latinos

Luego de concluir la ‘prepa’, Luis Iga, originario de Saltillo, Coahuila, se mudó a los Estados Unidos y trabajó esforzadamente en varias ciudades de este país (entre ellas Nueva York, Nueva Orleans y Miami) hasta lograr conseguir su ‘green card’ e inscribirse en la USC con el fin de llevar estudios cinematográficos que le permitieran cumplir su más preciado sueño infantil: convertirse en el Steven Spielberg hispano.

“Me encantaba el cine y todo el rollo de los efectos especiales desde que era chiquito; de hecho, me compraba cohetes, los hacía explotar y los grababa con la cámara Betacam de mi papá, simulando que eran explosiones en montañas porque los colocaba en una zona de construcción que estaba al lado de mi casa”, fue lo primero que dijo el joven realizador en una entrevista con LA Times en Español.

Y aunque le falta todavía mucho para alcanzar el nivel y la fama del autor de clásicos como “Jaws” y “Schindler’s List”, Iga acaba de dar un paso importante en esa dirección al lograr estrenar en plena pandemia su primer largometraje, “Murder in the Woods”, que se lanza hoy en 24 autocinemas y de forma digital el próximo 18 de septiembre.

El largo camino

La cinta, en las que un grupo de jóvenes empieza a ser eliminado por un asesino misterioso -bajo inspiración de cintas como “Scream” y “I Know What You Did Last Summer”-, se filmó en el 2015, y a pesar de haber estado circulando desde entonces en el circuito de festivales (como pasó con la edición del 2018 del Festival Internacional de Cine de Guadalajara en Los Ángeles, donde la vimos por primera vez), no había tenido hasta ahora la oportunidad de exponerse ante una audiencia realmente masiva.

“Nos hemos tenido que enfrentar a ejecutivos que piensan que esta no es una película latina porque no tiene carteles de drogas, cholos ni inmigrantes indocumentados, pese a que es de hecho completamente latina, desde las personas que la financiaron hasta los actores, incluyendo a José Julián, quien apareció al lado de Demián Bichir en ‘A Better Life’, y a Danny Trejo, conocido por ‘Machete’”, retomó Iga, quien trabajó con su computadora personal en la elaboración de los efectos especiales (porque hay varias escenas de ‘gore’).

“Nuestra intención es traer a la luz historias que sean de alcance universal, pero hechas por latinos y con latinos que quizás no hablan español, aunque se han criado entre dos mundos y tienen sentimientos ambivalentes sobre la cultura de sus antepasados”, detalló el cineasta. “Por eso, esta película no cae en lo predecible, pero tiene elementos del Día de los Muertos y de los altares”.

Antes de que todo cambiara con la llegada del Covid-18, Iga se encontraba a las puertas de un trato para exhibir la película en cerca de 200 salas tradicionales. “Cuando pasó todo esto, los planes se cancelaron e íbamos a salir solo en VOD, pero de pronto fuimos contactados por la ‘booker’ de ‘Becky’, a la que le había ido muy bien en autocinemas”, precisó nuestro entrevistado, en alusión a la exitosa producción ‘indie’ de la misma escuela que se lanzó a inicios del 2000.

“Solo tuvimos tres semanas para preparar todo, pero como habíamos estado trabajando en el proyecto por varios años, pudimos cumplir con lo que se nos pedía”, agregó. “Esto se está dando sobre la marcha, porque iremos sumando teatros con el paso de los días y dándolos a conocer en nuestra página oficial”.

Lo conocido y lo novedoso

Para ser claros, “Murder” evita los estereotipos en lo que respecta a la presentación de nuestra comunidad, pero apela con gusto a los arquetipos del ‘slasher’, porque tiene entre sus personajes a ‘la virgen’, a la ‘chica fácil’ y al ‘muchacho tonto y deportista’, y los mete a todos en una de esas cabañas rurales que han sido escenario privilegiado del género desde “Evil Dead” (1981) hasta “Cabin in the Woods” (2011).

“Trabajé con [la guionista] Yelyna De León para desarrollar la idea de hacer algo diferente, porque todas las películas anteriores tenían al mismo tipo de personajes”, enfatizó Iga. “Queríamos presentar a los latinos de los Estados Unidos como somos, con cosas propias de nuestra cultura pero sin enfocarse en eso”.

Una imagen reciente del director Luis Iga,

Una imagen reciente del director Luis Iga,

(Facebook del artista)

“Murder” se estrena una semana después de “The Tax Collector”, un ‘thriller’ criminal dirigido y escrito por el estadounidense David Ayer (“Training Day”, “End of Watch”) que, sin embargo, cuenta también con un vasto reparto de actores hispanos de la Unión Americana, pero que ha sido cuestionado justamente por reforzar los estereotipos, ya que sus personajes son criminales despiadados.

En todo caso, lo que le interesa a Iga es que Chelsea Rendón (conocida también por su participación en la serie televisiva “Vida”) participe en ambas producciones. “Hemos salido siete días después [de la otra película], y es muy poco frecuente que uno de nuestros jóvenes talentos figure en dos trabajos de cine en tan poco tiempo”, nos comentó. “Estoy realmente orgulloso de ella, porque es una actriz muy buena y muy apasionada que se mete completamente en sus personajes”.

Tras culminar el rodaje de “Murder”, el cineasta mexicano, que cuenta ahora con su propia productora, Rezinate, tenía entre manos un proyecto de animación que fue luego pospuesto, pero que ha renacido debido a lo seguro que resulta de hacer en momentos como los actuales; sin embargo, él mismo se encuentra preocupado por lo que llama una monopolización del negocio del cine que está acabando con el cine independiente.

“De todos modos, yo seguiré en la lucha, y en estos días, ver los afiches de mi película en los autocinemas me ha devuelto el entusiasmo”, afirmó. “Sigo armando mis propios proyectos, entre ellos otro de miedo, que se desarrollaría en una plantación de Luisiana; uno de acción; y uno más que sería un musical en el que se mezclaría lo latino con lo anglo”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *