fbpx

Se abre paso Nicolás Celis en el cine

Famoso por haber estado detrás de Roma, la película mexicana que ganó tres premios Óscar, el productor Nicolás Celis se sorprende por haber cumplido una década en el negocio.

“No puedo creer que ya hayan pasado 10 años”, dice en entrevista telefónica el director de Pimienta Films.

Estrenada en Cannes en 2010, su primera película como productor fue una declaración de intenciones del cine que perseguía y un salto al vacío: Somos lo que Hay, ópera prima de Jorge Michel Grau, un drama familiar de caníbales.

Nicolás Celis

Nicolás Celis

(Reforma)

“Se volvió de culto, aparece en muchas listas de películas de género. Siento que es un gran mensaje los que se arriesgan. Jorge Michel Grau se arriesgó con una historia no convencional, no aspiracional, con muchos riesgos actorales y presupuestales”, considera.

Para cuando la pandemia se controle y los cines sean reabiertos, Celis se frota las manos con estrenar Noche de Fuego, debut en la ficción de la documentalista Tatiana Huezo (Tempestad), una adaptación de la novela “Ladydi”, de Jennifer Clement.

“Está a punto de estar terminada. Estoy súper contento con esa película. Es un peliculón”, opina sobre el filme, cuya historia aborda los peligros de ser mujer en un México violento.

Entre los planes del productor está también estirar sus tentáculos a la televisión, y ya desarrolla un western en que tiene interesada a Endeavour Content (Killing Eve).

“Básicamente, lo que cerraron conmigo es que todo lo que yo desarrolle de series, ellos tienen la primera opción. Se casaron conmigo. Habla de confianza y apuesta”.

Además de seguir haciendo contenido audiovisual, otra de las batallas del también productor de Pájaros de Verano es defender la industria fílmica nacional .

Su compañía, Pimienta Films, por ejemplo, es una de las donantes para Sifonóforo, fondo de emergencia que ofrecerá ayuda a crew fílmico mexicano en jaque por el parón de producciones.

También enfoca sus esfuerzos en colaborar para la supervivencia de salas independientes en México, esas que ante la negativa de Cinépolis y Cinemex sí ofrecieron sus pantallas para Roma, de Alfonso Cuarón.

“Con tristeza vemos que muchos cines independientes a lo mejor cerraron para no volver a abrir. Su costo operativo es grande y ellos jamás favorecen el aspecto comercial de su programación, sino el cultural, artístico.

“Ahorita que cerraron no tienen ingresos y el regreso va a ser lento. Los cines que no cierren, puede que arranquen pero muy desmejorados, con pocos recursos para competir. Tenemos que cuidar todos los eslabones”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *